CIUDADES Y TERRITORIOS INTELIGENTES

Un sustantivo que se ha vuelto transversal y relevante al momento de hablar de ciudades inteligentes, es sostenibilidad y junto a las seis (6) dimensiones, a las que hemos hecho referencia en publicaciones pasadas: Entorno Inteligente, Economía Inteligente, Vida Inteligente, Persona Inteligente, Gobierno Inteligente y Movilidad Inteligente, la sostenibilidad es el pilar que identifica el nivel de permanencia y conservación en el tiempo, de los elementos que definen a una ciudad y territorio inteligente.

De manera específica, el sentido de permanencia y conservación que determina la sostenibilidad en las ciudades y territorios i., está asociado al equilibrio entre el desarrollo económico, desarrollo social y medioambiental de las poblaciones en cuanto a los recursos comprometidos en el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes, pero no solo del tiempo presente y del corto plazo, sino de un futuro que implica nuevas y muchas generaciones, que tendrán sus propias dificultades y necesidades por satisfacer.

En el escenario económico la sostenibilidad está soportada por las iniciativas y proyectos que generan rentabilidad y tienen la capacidad de generar beneficios en un horizonte de tiempo según el plan de desarrollo de la región. Este desarrollo económico, a su vez, debe propender por la conservación de los recursos y el medio ambiente, considerando el carácter limitado de los recursos, que según vimos en los párrafos anteriores, están no solo para satisfacer nuestras necesidades sino las de las generaciones futuras.

Por otra parte, el desarrollo social, en la ciudad y territorio inteligente, será parte de la consecuencia del equilibrio de los dos anteriores: desarrollo económico y desarrollo medio ambiental. En este escenario, en L´AVENIR visualizamos una característica más del desarrollo social, en el sentido de disminuir la brecha tecnológica que actualmente existe entre las principales capitales y los territorios más apartados y remotos.

Una estadística que es citada frecuentemente en los textos de Smart City, es que en el año 2050 más del 70% de la población del mundo vivirá en las ciudades [ La ruta hacia las Smart Cities – Banco Interamericano de Desarrollo], porcentaje que puede ser mayor en los países en desarrollo y con dificultades de seguridad y falta de oportunidades, donde el desplazamiento de las personas desde las zonas rurales a las ciudades es uno de los principales factores de crecimiento de la población de las capitales. Entonces la apropiación tecnológica y la tendencia de Ciudad y Territorio Inteligente, debe constituirse en un elemento fundamental para disminuir las diferencias tecnológicas y mejorar las condiciones de vida de los habitantes de los territorios y regiones remotas.

By |2019-01-16T12:44:40+00:00enero 16th, 2019|Uncategorized|0 Comments

Leave A Comment